biometria facial

La biometría facial cuestionada como opción de control de acceso

Controlar es una palabra que para algunos no es del todo bienvenida. Aunque puede tener varias interpretaciones porque cuando decíamos: “bajo control”, hacemos referencia a algo que es positivo. Pero como todo, dependerá del contexto. Hablábamos hace unos días de la biometría por huella dactilar como opción de control de acceso. Y recientemente ha salido cuestionado en los medios de comunicación, el tema de la biometría facial.

Cambios constantes en el control de acceso

La pandemia sanitaria que hemos vivido recientemente en el mundo entero nos ha hecho cambiar algunos hábitos. Por ejemplo, algunas empresas, que hasta el momento, tenían el control de acceso con huella dactilar ahora seguro que lo han tenido que adaptar. Actualmente es muy importante tener los puntos de acceso controlados. Saber quién ha entrado, quién ha salido, a qué hora lo ha hecho, si ha coincidido esa persona con alguien, etc.

La biometría facial tampoco es una opción para el control de accesos. Pero, de hecho, es algo que algunos hacemos a menudo. Un claro ejemplo es cuando desbloqueamos el móvil a través de la cámara interna del dispositivo. Es un mundo muy complejo. Aquí entraríamos en un terreno de legalidad, permisos y autorizaciones.

La biometría facial en el punto de mira

Los sistemas de reconocimiento facial basados en la inteligencia artificial están siendo motivo de conversación en muchos lugares del mundo. El racismo y las actitudes xenófobas de los Estados Unidos han hecho saltar las alarmas y poner en el punto de mira la biometría facial como control de acceso. En este mismo sentido, Microsoft, Amazon e IBM han decidido dejar de vender su software de reconocimiento facial a la policía de los Estados Unidos.

Se están viviendo tiempos convulsos en muchos aspectos. El conflicto racial está a la orden del día y ha sido un claro ejemplo la muerte de George Floyd. Los gigantes tecnológicos se han plantado delante de estas actuaciones. Condenan los hechos y por eso han decidido acabar con la venta de las imágenes faciales.

Errores del reconocimiento facial

Además, varios estudios han demostrado que el sistema de reconocimiento facial como control de acceso tiene sesgos raciales. Es decir que tiene más errores cuando se tienen que identificar personas de raza negra. Por este motivo, grandes compañías tienen miedo de que se pueda hacer alguna identificación errónea.

iLOQ liderando el sector de los controles de acceso 

Delante de toda esta incertidumbre, de esta época convulsa, repleta de cambios, iLOQ quiere estar presente y ser partícipe de este gran cambio. A la vista está que muchas empresas ya han apostado por los controles de accesos iLOQ. Un sistema basado en cerraduras electrónicas. Control de acceso y apertura mediante teléfono móvil, eliminando la necesidad de cableado y baterías.

Descubre todas las opciones que ofrecemos en iLOQ para garantizar la máxima seguridad en lo que es tuyo. Descubre los beneficios de los productos iLOQ. La tecnología finlandesa ha llegado para revolucionar el sector del sistema de bloqueo y apostar por la innovación.

Contacta con iLOQ y te ofreceremos un asesoramiento gratuito.